Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Cáncer de cuello uterino: introducción

Ilustración de la anatomía del área pélvica femenina
Haga clic en la imagen para agrandarla

¿Qué es el cáncer?

El cáncer se produce cuando las células del cuerpo comienzan a cambiar y a multiplicarse de manera descontrolada. Para ayudarlo a entender qué sucede cuando tiene cáncer, hablemos sobre el funcionamiento normal del cuerpo. El cuerpo está formado por elementos básicos diminutos llamados células. Las células normales crecen cuando son necesarias y mueren cuando el cuerpo ya no las necesita.

El cáncer está formado por células anormales que crecen aun cuando el cuerpo no las necesita. En la mayoría de los tipos de cáncer, las células anormales crecen hasta formar un nódulo o una masa llamada tumor. Si las células cancerosas están en el cuerpo el tiempo suficiente, pueden invadir otras áreas cercanas. Incluso pueden propagarse a otras partes del cuerpo (hacer metástasis).

¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

El cáncer que se origina en las células del cuello uterino se denomina cáncer de cuello uterino.

Cómo funciona el cuello uterino

El cuello uterino es la parte inferior y estrecha del útero. Conecta el útero con el canal de parto (la vagina), que lleva a la parte exterior del cuerpo. Está entre la vejiga y el recto.

Búsqueda de lesiones precancerosas

Las células precancerosas en el cuello uterino son el primer signo de la posible presencia de cáncer de cuello uterino. Estas células se pueden ver en una prueba de Papanicolaou. Son células que parecen anormales, pero que todavía no son cancerosas. Encontrarlas puede ser el primer signo de un cáncer que crecerá en los próximos años. El tratamiento de estas células precancerosas puede evitar la formación del cáncer. Las células precancerosas en el cuello uterino rara vez provocan dolor u otros síntomas. Por este motivo son tan importantes las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino mediante la prueba de Papanicolaou.

Tipos de lesiones precancerosas

Los términos “lesión intraepitelial escamosa”, “displasia” y “neoplasia intraepitelial cervical” hacen referencia a alteraciones anormales en las células de la superficie del cuello uterino. Estas alternaciones se pueden encontrar con una prueba de Papanicolaou.

Las lesiones intraepiteliales escamosasas se dividen en 2 categorías:

  • Lesiones intraepiteliales escamosasas de grado bajo. Esto hace referencia a las primeras alteraciones en el tamaño, la forma y la cantidad de células que forman la superficie del cuello uterino. Dichas alteraciones pueden desaparecer por sí solas. O bien, con el tiempo, pueden agrandarse o volverse incluso más anormales y formar una lesión de grado alto. Estas alteraciones también se conocen como displasia leve o neoplasia intraepitelial cervical 1.

  • Lesiones intraepiteliales escamosasas de grado alto. Esto significa que hay una gran cantidad de células gravemente alteradas que son precancerosas. Al igual que las lesiones intraepiteliales escamosasas de grado bajo, estas alteraciones se producen solo en las células de la superficie del cuello uterino. A menudo las células no se transforman en cáncer durante muchos meses o incluso varios años. Pero, si no recibe tratamiento, se convertirán en cáncer. Las lesiones intraepiteliales escamosasas de grado alto también se conocen como displasia moderada o grave, neoplasia intraepitelial cervical 2 o 3, o carcinoma in situ.

Si no se encuentran y no se tratan las células anormales de la superficie del cuello uterino, con el tiempo se pueden propagar a zonas más profundas del cuello uterino o a otros tejidos u órganos. Esto se conoce como cáncer cervicouterino o cáncer de cuello uterino invasivo. El cáncer de cuello uterino se presenta con más frecuencia en las mujeres menores de 50 años. La mayoría de los tipos de cáncer de cuello uterino son carcinomas de células escamosas o adenocarcinomas.

Las tasas de mortalidad por cáncer de cuello uterino han disminuido notablemente gracias al uso extendido de las pruebas de Papanicolaou. Hoy en día, la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se presentan en mujeres que no se han hecho pruebas de detección periódicamente y en mujeres que no se las han hecho nunca.

Prevención del cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es uno de los pocos tipos de cáncer que los proveedores de atención médica saben cómo prevenir. Hay 2 formas fundamentales de prevenir el cáncer de cuello uterino:

  • Realizarse pruebas de Papanicolaou con regularidad. Estas pruebas sirven para detectar y tratar cualquier célula precancerosa lo antes posible, previo a que pueda convertirse en cáncer.

  • Prevenir la aparición de células precancerosas. Puede hacer esto previniendo la infección por el virus del papiloma humano (VPH), colocándose una vacuna contra el VPH y evitando el tabaquismo.

Hable con su proveedor de atención médica

Si tiene alguna pregunta sobre el cáncer de cuello uterino, las pruebas de detección o las maneras de prevenir este cáncer, hable con su proveedor de atención médica. Su proveedor puede ayudarla a entender mejor este cáncer.

Revisor médico: Howard Goodman MD
Revisor médico: Kimberly Stump-Sutliff RN MSN AOCNS
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.